HAY QUE DORMIRSE MÁS TEMPRANO, PARA NO AMARGARSE

Anoche, por esas cosas de las cosas, no me podía dormir y bueno, pintó ver algunos programas «periodísticos» a las 3:30 de la mañana.
El primero de ellos, que estaba en la pantalla del tele de la cocina por casualidad era Fox Sports Radio, el del Pollo Vignolo. No 90′ de fútbol, ese es el del mediodía, doña. El de la tarde.
Evidentemente llegué a un griterío por Zoom empezado, pero pude deducir, sin creerme Sherlock Holmes, que Damián Manusovich estaba hablando de un aspecto táctico del Bayern Múnich y Roberto Leto lo interrumpió y medio que lo bardeó por hablaba de tácticas y que era algo que no había definido el partido y bla bla bla. Si la táctica del equipo alemán de comprimirse en el centro de la cancha haciendo un equipo súper corto no desestabilizó al Barcelona, no entiendo más nada. Bueno, cuestión que para Leto no era ese el foco de la discusión.

Cambié de canal.

En Tyc Sports, estaban pasando Presión Alta, el que conduce Ariel Rodríguez a la tarde.
Acá también había griterío, pero en un estudio. Guido Glait, sí el que fue en bóxers, diciendo que un equipo tiene que haber sí o sí un jugador brasilero en un equipo para poder salir campeón.
No soy muy adepto a estos programas, más desde que estudié periodismo. La escuela me sacó las ganas de verlos. Estaría bueno que la gente ya ni siquiera los mire por el «show» que montan. Mucho grito, poca información. Después nos preguntamos, los periodistas, porque está tan bastardeada la profesión.

Prosigo.

Esto que estoy poniendo en letras, es menos autorreferencial que Cingolani en 5 minutos, no me quiero imaginar en un programa completo. No tengo más nada para decir.
Si llegan hasta acá, se darán cuenta que puse poco y nada de lo que pasó en el partido. Es porque en ninguno de los dos programas hablaron mucho de eso. Le recuerdo: El Barcelona se comió 8, y pudo meter 2, contra el Bayern Múnich.
Al menos, en Tyc, se dignaron con hablar con periodistas de España. Le da otro color y pudieron hablar un poco de lo acontecido de la «crisis» (si se quiere) del Barcelona.

Las mismas presunciones de siempre sobre los protagonistas, que porque no habló, porque no salió, porque no comió arroz al mediodía. El decir que este técnico suena sin tener la más pálida idea. No hablar jamás de lo que pasó. La chicana y el chiste entre ellos que dejan afuera a todo televidente. En fín, muchas cosas que dejan afuera a gente con ganas de hacer un periodismo mejor, o por lo menos, con más búsqueda y mas laburo. A gente que respeta un poco más la profesión.

Acá iría una frase de un periodista del carajo que todos y todas replican, pero pocos y pocas leen. Buen finde.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close