Gustavo López y la camperita

Voy a pecar como periodista. Llegué para el postre al programa de Gustavo López en ESPN. El conductor estaba con la campera del Atlético Madrid a los gritos (la parte de los gritos suele pasar) comparando a dos grandes entrenadores que tuvieron muy buenas temporadas que ya llegaron a su final en Europa.

Simeone y Bielsa. Dos extremos, que si los miras bien, casi, casi que son parecidos.
Uno intenta ganar jugando bien. El otro solo intenta ganar.
¿Trabajadores? Sin ninguna duda. No se puede poner en tela de juicio el laburo partido a partido que ambos entrenadores realizan.
¿Potenciadores? Ni hablar. El rosarino llevó a jugadores que no le conocíamos la chapa a jugar para sus selecciones. El Cholo no solo potenció a sus dirigidos, sino que potenció la estructura de todo un club.
¿Pasionales? Basta con solo mirar un partido. Marcelo inmortalizó un grito sagrado para el hincha de La Lepra. «Newell’s carajo, Newell’s». Diego Pablo corre más que sus jugadores en el corralito del banco de suplentes.

Basta de compararlos. Es hasta insultante. Uno sigue vigente mientras pasan los años. El otro crece un poco más todos los días. Los dos son de los mejores y bien nombrados en el mundo. Y son argentinos, hecho que siempre nos hace sacar pecho, pero poco disfrutamos cuando los tenemos.

Son el agua y el aceite en su manera dibujar la pizarra. Pero son tan parecidos sin el lápiz en la mano…

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close